CONTABILIDAD

Descripción:

Plato con Diseño de platos

Elizabeth se quedó sorprendida, pero accedió inmediatamente. La señorita Bingley logró lo que se había propuesto con su amabilidad; el señor Darcy levantó la vista. Estaba tan extrañado de la novedad de esta invitación como podía estarlo la misma Elizabeth; inconscientemente, cerró su libro. Seguidamente, le invitaron a pasear con ellas, a lo que se negó, explicando que sólo podía haber dos motivos para que paseasen por el salón juntas, y si se uniese a ellas interferiría en los dos. «¿Qué querrá decir?» La señorita Bingley se moría de ganas por saber cuál sería el significado y le preguntó a Elizabeth si ella podía entenderlo.

«En absoluto» respondió; «pero, sea lo que sea, es seguro que quiere ser severo con nosotras, y la mejor forma de decepcionarlo será no preguntarle nada».

Cliente:

Museo Metropolitano de Arte

Duración del proyecto:

3 meses

Origen del artículo:

Japón, mediados del siglo XIX